Hoy ofrecemos

15

nuevas oportunidades de trabajo

Puedes crear avisos personalizados de ofertas de empleo completando el siguiente formulario, selecciona una o varias de las categorías disponibles en el menú desplegable, indica una ciudad o localización preferente, introduce un email donde recibir las notificaciones y finalmente, pulsa en Recibir Avisos.

En cualquier momento podrás cancelar el aviso personalizado pulsando en el enlace correspondiente que se incluye en cada email enviado.

NUESTRO BLOG

Primer empleo

primer-empleo

Pocas circunstancias en la vida concitan tantas emociones encontradas como la búsqueda del primer empleo. Efectivamente, cuando nos planteamos por primera vez la necesidad o la voluntad de encontrar un trabajo en el que desarrollar nuestro talento, conocimientos o capacidades, nos invaden sentimientos que con el tiempo tendemos a olvidar. Ilusión, esperanza, inquietud, incerteza, temor y dudas , junto con la necesidad de iniciar una nueva y desconocida aventura, en un nuevo y desconocido escenario, serán los inicios de una futura trayectoria profesional.

No es extraño en absoluto que la búsqueda del primer empleo nos llene de incerteza ya que nos encontramos ante lo desconocido, y en la mayoría de ocasiones sin haber tenido oportunidad de prepararnos satisfactoriamente para la asunción de ese trascendente reto.
En primer lugar, y ante esa falta de preparación para el hecho iniciático, deberíamos plantearnos como sociedad, la necesidad de dotar a nuestros jóvenes de suficientes instrumentos y conocimientos para afrontar la búsqueda con la focalización y orientación debida.

Primer empleo

Los últimos años de escuela, formación profesional, bachillerato y universidad, no pueden, ni deben olvidar que los jóvenes llegarán tras el proceso formativo e inductivo al crucial momento de la búsqueda del primer empleo, y debe guiarles hasta el mismo, dándoles asesoría y apoyo.

Pero volvamos al terreno de aquel joven que decide buscar trabajo para conseguir su primer empleo y al que debemos aconsejar un ejercicio sincero de introspección.

Primer empleo ¿Qué puedes ofrecer?
El futuro candidato a un proceso de selección, debe plantearse qué puede ofrecer a un eventual empleador. Debe conocer, reconocer y autoevaluar sus competencias, que aunque envueltas de la lógica inexperiencia, pueden ser decisivas en su futura integración en el mundo del trabajo con su primer empleo. No está de más un sencillo – y a la vez complejo – ejercicio de análisis y reflexión, anotando en un mismo documento valores o aptitudes positivos e incluso, por separado , las áreas de mejora que reconocemos en nosotros. Este examen nos conducirá probablemente a generar un mapa competencial individual en el que no todas las ofertas encajarán, y por lo tanto nos ayudará a poder contar con un primer criterio discriminador.

Conocidas sus competencias, deberá el buscador del primer empleo, pensar sobre el tipo de trabajo que encaja con su perfil y preferencias. Probablemente no todas las ofertas cumplen con algunos condicionantes previos o requisitos que el mismo candidato establece. Pensemos en tipo de empresa, sector, tipo de actividad, localización del puesto de trabajo, jornada, horario, retribución, contenido o tareas, dedicación, y un sinfín de características o requerimientos que necesitará valorar al efecto de determinar su encaje real en el futuro puesto al que se licita.

En esta fase, ya habremos analizado nuestra eventual aportación al puesto a través de la autoevaluación de competencias y aptitudes, y también sabremos ya qué tipo de trabajo , en cuanto a requerimientos o características cumpliría nuestras preferencias o condicionantes.

Primer empleo . Cuál es el adecuado

Nos falta determinar qué trabajo nos permitirá desarrollarnos profesionalmente o incluso aquel primer empleo a través del cual podremos aspirar a ser aquello que soñamos ser.

El primer empleo no será probablemente el definitivo, sino una especie de pasarela que nos debe ayudar a alcanzar nuestro objetivo. Objetivo que por cierto, a menudo, y a veces afortunadamente, poco tendrá que ver con las numerosas oportunidades que la vida profesional nos ofrece, y que posiblemente con perspectiva, nos haga ruborizar respecto a nuestro primer diseño laboral.

Sabemos qué podemos aportar, sabemos también qué características debe tener la empresa y puesto de trabajo, y ahora debemos valorar qué queremos hacer, o a qué nos queremos dedicar, tanto si se trata de vocación o aquello para lo que el aspirante se ha formado, o quizás un primer empleo sólo para conseguir unos ingresos de forma provisional. No importa. Los navegantes saben que no hay buen viento para aquellos que no conocen su rumbo.
Para encontrar lo que necesitamos, debemos saber lo que buscamos; debemos conocer nuestro rumbo.
Y una vez superada la fase de análisis en la que el principal valor deberá ser la honestidad, nos queda aún un largo recorrido hasta la entrevista para un primer empleo.

Primer empleo . Preséntate de la forma adecuada

Necesitamos ahora, explicar lo que sabemos hacer, o en el caso del primer empleo, aquello que podemos aportar al empleador y sus proyectos. El curriculum vitae es esencial , y sus diferentes formatos pueden diferenciarnos. Pensemos en el formato escrito y en papel, naturalmente, pero valoremos las ventajas que el curriculum electrónico y el novedoso video curriculum pueden aportar a nuestro perfil.

Primer empleo . Cómo buscar

Otra cuestión importante a la hora de encontrar el primer empleo, es la forma de localizar ofertas e incluso de difundir nuestro perfil o curriculum vitae. Independientemente de las bolsas de trabajo al uso o aquellas ofertas insertadas en medios de comunicación en formato tradicional, los portales de empleo constituyen una fórmula extremadamente atractiva de potenciar nuestras posibilidades.

Será clave la preparación de nuestra entrevista de primer empleo, que trataremos en otros capítulos junto a los formatos de currículum, video currículum y portales de empleo.

En todo caso y para finalizar, querríamos comentar que no siempre se obtiene un resultado positivo en los primeros procesos de selección, y que aún así, deberemos persistir, intentando aprender de aquellos factores que no nos haya permitido progresar. Para ello sería muy importante contar con el feedback de entrevistadores y empleadores que permitiría acometer las actuaciones necesarias para superar nuestras áreas de mejora.

Ante el doloroso trance que implique cada proceso cuyos resultados no sean positivos, recomendamos sinceramente mantener el ánimo y el coraje necesario, ya que todo un universo de oportunidades se abre ante aquellos que sepan superar y aprender de esos pequeños obstáculos que nuestra primera incursión en el mundo del trabajo puede plantearnos.

0 comentarios sobre este artículo

ofertas de empleo de